domingo, 29 de junio de 2014

BRASIL VS "KING JAMES" DE COLOMBIA


Ya empezaron los octavos y se puede decir que ya empezó el Mundial. Como en la Champions, muchas veces en la fase de grupos, vemos partidos (y equipos) que no se corresponde a lo que uno espera. Hay algunos equipos que ante la posibilidad de sumar puntos con pobres resultados, hacen que no sea del todo interesante. Aún así hay que reconocer que aunque el Mundial (personalmente) está dejando bajas apreciaciones de algunos equipos llamados a ser Campeones, es versa que está siendo un Mundial con goles y con una mayoría de equipos que salen a ganar y a proponer fútbol. Se ve más en equipos, digamos de mediano perfil, pero que están capacitados para estar entre los más "grandes". Como es el caso de Colombia, que sigue dando muestras de poder llegar muy lejos en este Mundial. Para empezar, es la primera vez que logran llegar a unos cuartos de final, en dónde tendrán ue enfrentarse a la anfitriona Brasil.


Una Brasil que, según muchos, volvió a tener suerte en el resultado final. Su fútbol dista mucho a aquel fútbol que hizo a Brasil ser un referente en el fútbol. Ayer merecieron quedarse fuera, después de una fase de grupo discreta, que estuvo condicionada en parte por un "dudoso" arbitraje contra Croacia y un empate sufrido contra México. Ayer volvieron a empatar y se fueron hasta los penaltis en dónde tuvieron mayor suerte que sus rival. De todas formas, aunque considero que Chile fue en su mayor tiempo mejor que Brasil, cometieron el error de que cuando vieron que se acercaban a los 90 minutos, prefirieron conformarse con el empate y así llegar a los penaltis, algo que muchos entienden que es una "suerte". Julio César, que hace cuatro años fue duramente criticado, paró dos de los penaltis fallados por los chilenos, el otro dio en el palo izquierdo de su portería. Antes de llegar a los penaltis, Pinilla tuvo la victoria para Chile, pero también el larguero de la portería de Julio César, quiso que Brasil no quedara eliminada de su "propio" Mundial.



A mi no me gustó Brasil, no me ha gustado desde que empezó el Mundial y desde hace tiempo. Juegan con la inestimable ayuda de la afición y por qué no decirlo, de la organización, reflejada en los arbitrajes. Ya sé que muchos entenderán que Howard Webb no influyó en el resultado y que si hubiese querido beneficiar a Brasil, no hubiese pitada la mano de Hulk en un gol que terminó invalidando, pero es que ara igual de claro que el penalty que no fue Fred contra Croacia o el gol en fuera de juego contra Camerún. Ya darle más a Brasil y en un partido de eliminación directa, sería tal vez demasiado evidente. Pero sí benefició el árbitro, desde el minuto 0 al 120 de la prórroga, al dejar que Brasil se empleara más de lo normal en cortar el juego de Chile a base de faltas, aunque luego con el transcurso del partido la cosa se niveló (por estadísticas, por que algunas faltas ni se pitaron). Al igual que en la Copa Confederaciones, en donde Brasil fue el equipo que más faltas realizó, a los 20 minutos ya Brasil llevaba 11 faltas por 4 de Chile (si no me equivoco). Brasil dio y cortó el juego repetidamente (algo que se debe de castigar también con tarjetas amarillas), sin embargo Webb volvió a tirar de repertorio permisivo y hasta pudimos ver otra acción parecida a la de la pasada Final, entre Holanda vs España, con una clara patada sobre el portero Bravo, que sólo saldó con amarilla. Me parece vergonzante, que tras este panorama de permisividad, aún Scolari tenga la desfachatez de quejarse de los arbitrajes que Brasil está recibiendo, cuando hasta ahora han sido más beneficiados que perjudicados. Lo digo con toda claridad, a mi esta Brasil me da asco, empezando por su entrenador, como por algunos de sus jugadores y ya ni digamos por la mierda de fútbol que hacen que nada tiene que ver con el fútbol brasileño que hace años atrás fascinaba a todo el mundo. Por ahora están en unos cuartos de final, con un gol que Chile se marcó en propia meta y dos palos de chile que salvaron a Brasil de una derrota más que merecida, con algo de suerte. Pero si el fútbol es justo, el recorrido de Brasil debe de terminar en los cuartos de final.


Y debe de terminar, por que en la próxima eliminatoria enfrentará a un equipo que ha realizado mejor fútbol que los brasileños y que ayer ganó con cierta solvencia a Uruguay. Yo pensé que Uruguay se metía en octavos, más impulsados por una cuestión de historia, de bagaje mundialista y por que no decirlo, por éster enrabiados con la sanción a su estrella "el mordisquitos". Uruguay no perdió por no contar con Luis Suárez, perdió por que esta Colombia está haciendo las cosas bien. Muchos dudábamos aún de los colombianos, por que su grupo tampoco es que desempeñase mayor dificultad y estaba aún la duda, de como se comportaría contra un equipo de envergadura (mundialista) como Uruguay. La mejor baza de los uruguayos, por mucho Luis Suárez o Cavani, es precisamente la defensa, pero no contaban en que enfrente tenían, al que seguramente pueda ser el hombre del Mundial. Todos hablaban hasta ahora de Messi y Neymar (mucho marketing) pero poco de Müller o James Rodríguez. Ya dije yo, después del partido contra Costa de Marfil, que Colombia tenía pegada con James Rodríguez, así que no creo que sea oportunista de mi parte, resaltar ahora (una vez más) la figura del joven colombiano, que milita (al igual que Falcao) en el Monaco. Hoy seguramente, de las botas de James Rodríguez se ha visto el mejor gol del Mundial (están habiendo bonitos goles, otra cosa que agradecer). Sin duda con la victoria, sin dudas ni vacilaciones, de Colombia sobre Uruguay por 2-0 y con dos goles de James, éste se está convirtiendo en el hombre de moda. Hasta Lebron James le piropea en su "twitter". Ya hasta surgen los rumores de los intereses de los "grandes" clubes de Europa en el colombiano. Todos los aficionados lo quieren en su equipo, pero él ya ha declarado que le gustaría jugar en el Real Madrid. Yo lo fichaba pero ya y me olvidaba de "el mordisquitos" Suárez (que parece que prefiere el Barça). Un jugador joven y versátil, que sin ser delantero centro puro, tiene mucha llegada y gol. Está claro que Colombia no es sólo James Rodríguez, pero antes del Mundial suspiraban por la ausencia de Falcao y poco se hablaba de él. Ahora no habrá dudas que en el próximo partido Brasil vs Colombia no todas las miradas estarán encima de Neymar. Habrá muchos que estarán pendientes de lo que sea capaz el nuevo "King James" del fútbol (con permiso de Lebron) y si él y su equipo Colombia son capaces de eliminar a Brasil y hacer justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario