jueves, 19 de junio de 2014

CRÓNICA DE UNA ELIMINACIÓN AVISADA


Al final se consumaron los peores presentimientos. Lo de frente a Holanda no fue un mal día, ni si quiera un espejismo, fue una dura realidad que ha bajado a España del Olimpo de los títulos internacionales... por ahora. Yo confío en España, en los jugadores que ayer cayeron derrotados estrepitosamente y en aquellos que se quedaron fuera de una lista (se puede decir que injusta), pero que están llamados a tomar el relevo de una generación que tanta gloria nos ha dado. Está claro que hay espacio para las críticas. El papel de España en este Mundial 2014, no se arregla ya ni con una holgada victoria ante Australia y cabe por ello las críticas, pero siempre con moderación y recordando que aquellos a los que se les critica, en su mayoría, han ganado al hilo dos Eurocopas y un Mundial y hasta hace bien poco eran admirados no sólo en España, si no en el mundo entero y eran temidos al mismo tiempo por todo los rivales.


Esos años de gloria de España, es verdad que coincidieron con también los años gloriosos de un Barcelona que maravillaba a muchos. Yo más allá del "tiqui-taca" y que lógicamente el Barcelona y España compartían una gran cantidad de jugadores, siempre me mantuve en el pensamiento de que el juego de España no era el mismo que el de el Barcelona, aunque sí compartían muchas virtudes, al igual que ahora defectos. No me quiero extender mucho en las diferencias Barça-España, tan sólo me limitaré a dos "conceptos". Un nombre propio, Messi, que España no tiene y un sistema basado en el "doble-pivote" (más usado por el Real Madrid) que el Barcelona pocas veces ha puesto en funcionamiento. El mérito del Barcelona con respecto a la gloria de España es que ha sido en los últimos años quien ha apostado más por los jugadores españoles (no tan sólo de Catalunya). A cada año, además de jugadores que subían directamente del filial (la cantera), también apostaban por "repescar" a otros como Piqué o Cecs y también fichar a jugadores españoles de otros clubes como por ejemplo Villa. España, por desgracia vive una "bipolaridad" futbolística con el Real Madrid y Barcelona que todo lo afecta y pocas veces logran ponerse de acuerdo, o al menos aceptar los méritos del rival. Una "bipolaridad" que a España como Selección le afecta más cuando se pierde. Es cuando se empieza a decir que se perdió por que los jugadores del Barça son unos "muertos" o que los del Real Madrid son unos "paleros" (o cualquier otro calificativo). Yo, que soy madridista (aunque muchos quieran hacerme ver de de otra cosa) he de confesar que en los últimos años hay menos que criticarle a Barcelona que al Real Madrid como club o institución que "beneficia" a la Selección. Hoy muchos madridistas sacan a relucir nombres como las ausencias de Arbeloa y Carvajal o inclusive del propio Isco, para criticar a un Del Bosque, que si bien se ha equivocado, se le ha querido ver como "madridista resentido" y se aprovecha cualquier tropiezo para atizarle. Hoy también muchos veían a jugadores como Mata y Cazorla sentados en el banquillo, con muy poca presencia en la Selección y demandaban más de ellos (entre otros). Se ha hablado del mismo Negredo, Llorente o Navas. A mi todo eso me parece muy bien, pero hago la siguiente pregunta a aquellos madridistas que se quejan de Del Bosque y lo tildan de culé por seguir apostando por jugadores del Barcelona (que tanto éxitos nos han dado), ¿Cuál ha sido el aporte verdadero del Real Madrid como club a España? Prácticamente ninguno. El Real Madrid aporta pocos jugadores por que desde la llegada de un tal Florentino prima más el extranjero que el nacional. Se prefiere pagar casi 100 millones por un galés llamado Gareth Bale, que por ejemplo gastar el mismo dinero en fichar a dos jugadores españoles. Mata salió del Real Madrid sin dejarlo probar siquiera, Negredo no lo quisieron, tanto Cazorla como Navas y hasta Silva estuvieron en la agenda del Real Madrid pero desecharon sus fichajes, en parte por que eran jugadores muy caros ¿en serio? Y así otros tantos como Llorente o Soldado, a los que también se ha pedido que estuvieran en la lista de 23. Sin ir más lejos ya han salido rumores de que el Madrid podría desprenderse de Isco, para así poder fichar a jugadores como Luis Suárez, Pogba, Verrati y su puta madre... y eso que son jugadores muy buenos. Lo que quiero decir con todo esto, es que no se puede crucificar a Del Bosque, por que queramos que lleve a más jugadores de nuestro equipo y que es un fracasado por haber seguido confiando en un grupo de jugadores del Barcelona, que si bien no están en su mejor nivel, son los que hasta ahora nos han tenido en lo más alto. Si puedo decir que aunque para mi España no juega como el Barcelona, sí le debe más a España al Barça como institución que ha beneficiado sus labores que el Real Madrid de Florentino. Y con esto lo que quiero decir es que ponerse la camiseta de tu club para criticar a España, es simplemente no querer que España gane, es sólo querer que ganen los jugadores de tu propio equipo.


Pero dejando eso de la "bipolaridad" mal entendida y el ponerse la camiseta de España encima de la de tu equipo cuando la Selección gana, pero rápidamente quitártela cuando se pierde, lo que hay que valorar es por qué España ha fracasado estrepitosamente. La razón principal es Del Bosque, de eso no hay duda, pues mientras se veía que había un conjunto de jugadores que no pasaban por su mejor momento (desde hace ya casi dos temporadas) se resistió a buscar un relevo natural. Se llevó en una lista de 23 a jugadores que ya estarán jugando en la próxima temporada en los USA o Qatar (como parece que será el destino de Xavi). Jugadores que no eran titulares en su equipo como Fernando Torres o Casillas (otro flaco favor del Real Madrid a la Selección) y así se podría seguir. La realidad es que los jugadores del Barcelona en su mayoría no están en su mejor nivel. Ni Xavi, Piqué, Alba o Busquets han demostrado ser lo que eran hace un par de años (aún así estuvieron peleando La Liga hasta el Final contra el Atlético de Madrid), pero es que tampoco Xabi Alonso o Casillas han llegado en su mejor forma y mientras ya todos clamaban por un "Balón de Oro" (gran gilipollez, por cierto) para Sergio Ramos por su providencial gol ante el Atlético cuando la Final de Champions estaba casi perdida, ha sido un de los peores jugadores de España en estos dos encuentros. A España, más que la posible baja forma de muchos de sus jugadores, lo que le ha afectado y le lleva afectando desde hace mucho es que es un equipo que se ha quedado sin gol. Desde que Villa sobrepasó a Raúl como máximo goleador, no volvió a ser el mismo. Torres se quedó siendo "el niño" mimado que vivirá eternamente de su gol ante Alemania que nos dio una Eurocopa, pero no ha vuelto a estar a la altura y lo de Diego Costa, siempre dije que no era delantero para España, pero me da que asuntos más correspondiente a los burocráticos con la FEF, lo impulsaron a estuviera en este Mundial aún sin estar en plena forma. España le ha faltado el gol, además de que ha sido un desastre defensivamente, algo que también era una seña de identidad, más allá del famoso "tiqui-taca". Un "tiqui-taca" que si bien nos dio muchas alegrías, ha terminado por convertirse un estilo que se fue olvidado de un "delantero centro" en muchas ocasiones y el juego por las bandas. Un "tiqui-taca" que para muchos se convirtió en una religión y lamentándolo mucho en el fútbol no se gana con fe, más bien se gana con goles. Del Bosque se equivocó por que si bien hacía debutar un día sí y otro también a un nuevo jugador, nunca les dio la alternativa real de poder ser el relevo que España necesitaba. Ahora el relevo tendrá que ser prácticamente obligado, creo que a la ya notable baja de Puyol, habrá otros como Xavi, Xabi Alonso, Villa y hasta el mismo Casillas, que dirán adiós inmediatamente a España (junto con Del Bosque). Definitivamente ha sido el final de una época, ya sabíamos que muchos de estos jugadores dirían adiós pronto, pero no esperábamos que fuera así. Es injusto para ellos, pero ha sido Del Bosque el que ha querido que así sea y que ahora seguramente se precipiten las ausencias. Espero que Del Bosque sea un hombre sensato y por dignidad ponga su cargo a disposición y dimita. Eso no quiere decir que no haya que estarle eternamente agradecido como español (por esa Copa del Mundo y de Europa) y como madridista (por esas dos Ligas y dos Champions).


Y dejando a España ya eliminada, nos deja a Holanda y Chile en octavos, esperando saber quién será primera de grupo y quién segunda y contra quién se enfrentará. Holanda pudo haber perdido contra Australia, lo que en mi opinión era una clara muestra de que no es que Holanda jugara excelsamente contra España (es más creo que Chile jugó mejor que Holanda), si no que España directamente no estaba si quiera para jugar este Mundial. Chile vino a corroborarlo con dos goles en la primera parte, que mostraron otra vez las carencias defensivas y la poca actividad de Iker Casillas bajo palos en esta temporada con el Real Madrid. Los rivales de Holanda y Chile saldrán del Grupo de Brasil, que con la victoria de Croacia ante Camerún están prácticamente clasificados y dejan que sean los croatas y los mexicanos los que se peleen un puesto en octavos. México lo tiene difícil, más aún después de ver que Croacia le ha ganado por 4-0 a Camerún. La verdad es que no he podido ver el partido, así que me dejo llevar por el marcador, lo único es que no sé si a Croacia también le habrán anulado dos goles, que sí le anularon a México, lo que hubiese supuesto un resultado al menos de 3-0 ante Camerún, así que se puede pensar que no hay tampoco tanta diferencia y si seguimos pensando que Brasil era el equipo más fuerte del Grupo A y que México sacó un empate, por una derrota de Croacia, aún se pude soñar con el triunfo, o al menos el empate, que también valdría para que México esté en octavos. Ahora, con la eliminación de España, lo lógico es que centre mis esfuerzos en animar a México y esperar que pueden llegar a lo más alto posible. Está claro que viendo el nivel de España en este Mundial, ahora muchos preferirían un cruce con ellos, jejejejeje... pero la verdad es que pienso que tanto Holanda como Chile son rivales accesibles para un México que se prepare en hacer bien las cosas y esta claro que en este Mundial, España no puede ser el ejemplo a seguir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario