miércoles, 4 de junio de 2014

LA LEGO PELÍCULA: EVIDENCIA DE QUE YA NO SOY UN NIÑO


Fui de esos niños que crecieron rodeado de "LEGO" (entre otros juguetes) y además tenía entre ellos el clásico "astronauta de los 80" (como sale en la película). También he visto (con el paso de los años) a mi sobrino jugar con sus "LEGO" (algunos de ellos de "Star Wars") y cuando visito las tiendas de juguetes y ahora que estoy en la espera de mi primer hijo, creo que "LEGO" será uno de sus juguetes que quiero que tenga, por lo que implica de "construir" y "destruir" (también hace falta para "construir") y el desarrollo de la imaginación. Vamos, que se puede decir que soy un fan incondicional de "LEGO", los juguetes. Si me preguntan por todo lo derivado, como las animaciones y los videojuegos, pues primero he de decir que no me llaman la atención y segundo reconocer que nunca los he "consumido". Pero los otros días, me senté a ver en casa "La LEGO Película", que no fui a ver al cine y que sí había escuchado y leído cosas buenas, al punto de que era la mejor película de animación del 2014. Claro que habiéndose estrenado a principios de año, pues aún quedaban unos diez meses por delante para saber si había otra película de animación mejor. Sea como sea (aún estamos a mitad de año) mi opinión personal sobre "La LEGO Película" es que me ha decepcionado bastante y no creo que pase de ser una película más del montón y también lo digo desde la perspectiva que nunca antes había visto ninguna de las otras animaciones anteriores de "LEGO", pero la que han sacado para los cines, me pareció muy, pero que muy simplona y facilona. Vamos, un largo comercial del producto más que una película y soy de los que entiende que el cine no está echo para largos comerciales o para documentales sobre la "gravedad" en el espacio. Eso no quita que su factura técnica sea de gran envergadura, pero también hay que remarcar que a una marca que le gusta "presumir" de se producto, la animación (aunque basada en el "stop-motion") generada por ordenador no sea lo más acertado, lo que la hace sentirse un poco más fría y menos "artesanal". Aún así no es lo peor de la película, es más posiblemente técnicamente, la animación sea lo único interesante, por que la historia y la trama deja mucho que desear.


Con un inicio un poco "trillado", "La LEGO Película" parece que se ubica claramente en un plano en dónde criticar los "poderes" establecidos. Es decir, un malo que es el típico hombre de negocios y un obrero (un constructor) llamado a ser el héroe de la película. Todo esto muy bonito, muy alentador, en dónde prácticamente te están diciendo o pretenden decirte que no hay que dejarse llevar por la "reglas" (las instrucciones) y hay que "romper" con lo establecido para "construir" tu propia vida y destino. Todo muy bonito y edulcorante, muy subversivo y al mismo tiempo radical. ¡Mi gozo en un Pozo! Y es que a partir de ahí la película deriva en una sucesión de "aventuras", a través de varios "mundos LEGO", que además te los presentan prácticamente de una forma estrictamente comercial. En un principio, dentro de ese panorama subversivo, parecía que era una mofa a si mismo, pero con el resultado final, no era nada  más que dar a conocer toda la gama increíble de productos "LEGO". Y es que la película que en principio parece que promete, se queda en poco (o casi nada) con una sucesión de "episodios" que sólo sirven para mostrar la gran gama de líneas "LEGO". "LEGO Viejo Oeste", "LEGO Piratas", "LEGO, bla, bla, bla". Entre todo eso y unos personajes más que planos y sin mucha gracia, aunque tengo que reconocer que el "Batman" de "LEGO" es mucho mejor que el "Batman" de Nolan. La trama se desarrolla como cualquier otro producto televisivo y la verdad sin mucha chispa y contados "gags" realmente graciosos o ocurrentes (puede que el "cameo" de los "LEGO Star Wars" sea de lo mejor). OK, A PARTIR DE AQUÍ PUEDE RESULTAR "SPOILER", PERO ME VEO EN LA NECESIDAD DE ELLO. Pero todo eso para llegar a un final casi innecesario en dónde te sacan del mundo animado de "LEGO" para mostrarte la realidad y es en dónde la película se desmorona por completo. Ya antes en el transcurso de la historia, después de que en un inicio te incitan a que no sigas las reglas y seas el "constructor" de tu propia vida, resulta después que la única forma de poder "vencer" al malo, es precisamente siguiendo las reglas, ¿en qué quedamos? Pero digamos que hay que tener un balance en todo y es igual de productivo seguir unas pautas, como que dejar que tu libre albedrío te guíe. El problema es que cuando aparece el niño que juega con los "LEGOS" y el padre (interpretado por Will Ferrell) ya todo se me viene abajo, por que no sé exactamente qué es lo que "critica" o quiere decirnos o si simplemente se trata de una hora y media de un largo "publireportaje". Resulta que tenemos a un hombre que en el sótano de su casa tiene una gran colección de "LEGO" construidos según las instrucciones y según sus reglas y divididos en los diferentes "mundos" que identifican las cajas de los juguetes. En plan tipo "maqueta" y si de una "colección" personal se tratara. Es con esos "LEGOS" que el niño baja a  escondidas (saltándose las reglas) a jugar con los juguetes de su padre y claro les modifica los vehículos, los mundos, mezcla los personajes y todo lo que la imaginación del niño le haga hacer. Por ello, su padre tiene la "mala" costumbre de pegar todas las piezas con pegamento y que así no sean modificadas ni movidas de lugar y es ese es el gran peligro de toda la película. Al final, el padre es convencido de no pegar sus "LEGO" y accede a jugar con el niño y su colección personal. Todo muy bonito y todo muy fraternal y la relación padre e hijo y claro que los "LEGO" son juguetes no para ser "exhibidos", si no para desarrollar la imaginación de niños y adultos. ¡Estupendo! ¡Me lo han vendido! Mañana voy a comprarle un montón de "LEGO" a mi hijo y así seremos más felices. De verdad que lo iba hacer sin tener que haber visto la película.


Pero ahora aquí va lo que pienso de de lo que pretende trasmitir "La LEGO Película". ¡Y un mojón pa'tí y pa'tu empresa! "LEGO" ha sabido evolucionar con el paso de los años, ha día de hoy es una de las marcas de juguetes más grandes del mundo y con un poder adquisitivo que los ha llevado hasta a hacer una película para el cine. En gran parte, su éxito se ha basado en esa generación que representa Will Ferrell que han seguido consumiendo su marca, ya sea para sus hijos o bien para su uso personal, tratándolo de piezas de colección, algo de lo que "LEGO" se ha beneficiado mucho, precisamente sacando líneas de productos como los "Star Wars", "Batman", "Las Tortugas Ninja", "Los Cazafantasmas" o los últimos en llegar, "Los Simpsons". Vamos, que a mi no me la cuelan. Si no fuera por esos "frikis" cuarentones o treintones que ha seguido comprando sus productos, tanto para su colección, como para sus hijos, "LEGO" ahora sería una marca, que su valor sería más de "antigüedades" que de juguetes. Me parece fatal y además que no me creo que si un hombre tiene la capacidad de tener en su sótano todo un "universo LEGO", sea tan tirano de no comprarle a su hijo sus propios "LEGO" para que juegue con ellos y no con los de su padre. Lo digo, por que yo tendré mis juguetes y mi niño los suyos, aunque quiera los míos (que estarán guardados en cajas, así que no se enterará). Todavía recuerdo cuando en Puerto Rico, mis sobrinos entraban en mi habitación sólo para ver mis juguetes, pero sus padres les advertían que sólo los podían mirar, no eran para jugar con ellos y los niños entendían. Vamos, que no me gustó para nada ese final que lo único que hace es dañar la película y dejar en evidencia a las "crueles" intenciones de "LEGO", la multinacional juguetear. Si bien su "malo" en la película pretende "inmovilizarnos" a todos con "pegamento", "LEGO" tan sólo pretende "embaucarnos" a todos con su "película" para que sigamos consumiendo sus ya famosos bloques de construcción. Menos mal, que aún siguen manteniendo su esencia original, la de "destruir" para "construir", pero eso no los libran de que sus intenciones se asemejen más a las del "malo de la película" que al "bueno" que en principio sólo sigue instrucciones pero que al final logre cambiarlo todo con el poder de la imaginación. Para pasar el rato nada más y para salir a la tienda y comprar más "LEGO". Publicidad para el cine en estado puro. Además, la canción es insoportable!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario